• Xiadani Reyes

EL PETRÓLEO SE DIRIGE A UNA SEMANA DE BACHES.


El escenario está preparado para una espiral de represalias que podría mantener a los mercados al límite, señaló un experto.

El «viaje salvaje» del petróleo se mantuvo este domingo luego de que Estados Unidos advirtió que Irán podría atacar a Arabia Saudita nuevamente tras el asesinato de Qassem Soleimani, uno de los generales más poderosos de la República Islámica. Y se prevé tenga una semana complicada.

Los futuros del crudo subieron por segundo día, llegando a 70 dólares por barril en Londres, ya que el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que existe un «mayor riesgo» de ataques con misiles cerca de bases militares e instalaciones de energía en Arabia Saudita, lo que aumenta la posibilidad de interrupciones en la región productora de petróleo más importante del mundo.

La advertencia siguió a un fin de semana de retórica belicosa. El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que estaba preparado para atacar «de manera desmesurada» a más de 50 sitios iraníes si Teherán toma represalias tras el asesinato de Qassem Soleimani, mientras que la nación del Medio Oriente dijo que tiene que «establecer un puntaje con los Estados Unidos».

El asesinato se reflejó en los mercados de Medio Oriente, enviando a las acciones a la baja y estableciendo el tono para lo que probablemente sea una semana volátil.

Saudi Aramco cayó 1.7 por ciento este domingo al mínimo desde que comenzó a cotizar el mes pasado.

El viernes, el crudo aumentó, los trabajadores estadounidenses comenzaron a retirarse de los campos iraquíes y los comerciantes se apresuraron a posicionarse para obtener precios más altos a medida que aumentaban las preocupaciones sobre el conflicto directo entre Estados Unidos e Irán.

«Todos deberíamos estar preparándonos para una respuesta feroz», dijo la semana pasada Helima Croft, jefe de materias primas de RBC Capital Markets.

«El escenario está preparado para una espiral de represalias que podría mantener a los mercados al límite».

El Brent de Londres subió el lunes casi un 2 por ciento, o 1.35 dólares, a 69.95 dólares en ICE Futures Europe, y estaba en 69.61 dólares a las 7:07 horas en Singapur. West Texas Intermediate subió 1.4 por ciento a 63.92 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán ya han causado interrupciones sin precedentes en los mercados petroleros, pero hasta ahora han sido de corta duración.

El año pasado, Washington culpó a Teherán por los ataques de sabotaje a los superpetroleros y de un ataque con misiles drones a la planta de procesamiento de crudo Abqaiq de Arabia Saudita en septiembre, la mayor interrupción del suministro individual en la historia de la industria.

Discurso duro

El ‘duro’ mensaje de Trump siguió a la amenaza de Irán de una respuesta prolongada, y eclipsó su afirmación (un día antes) de que Estados Unidos no había lanzado el ataque cerca del aeropuerto de Bagdad el jueves para «comenzar una guerra». El presidente también está enviando más tropas al Medio este.

El liderazgo iraní ha señalado que probablemente apuntará a las instalaciones y bases militares estadounidenses en el Medio Oriente y movilizará su red de milicias en toda la región.

Irak es el segundo mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, bombeó 4.65 millones de barriles por día el mes pasado. Sus vecinos inmediatos en la región, Arabia Saudita, Kuwait e Irán, en conjunto producen alrededor de 15 millones de barriles por día.

La mayoría de sus exportaciones salen del Golfo Pérsico a través del Estrecho de Ormuz, una vía fluvial que Irán ha amenazado con cerrar repetidamente si hay una guerra.

Más allá del aumento del crudo, hubo otras señales en el mercado de que la gente se estaba preparando para una mayor interrupción.

#Petroleo #Dirige #Internacional

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Contáctanos al teléfono 4441421536