• Xiadani Reyes

CORONAVIRUS CIMBRA EL MUNDO DE LA CULTURA Y EL ENTRETENIMIENTO.

La expansión del coronavirus y el temor global a que aumenten los casos de la enfermedad han obligado a posponer y, en el peor de los escenarios, a cancelar varios de los estrenos más esperados de la industria del entretenimiento y otras citas destacadas del mundo cultural.

En el universo cinéfilo, al aplazamiento del estreno de la última cinta de James Bond hasta finales de año se suman la cancelación de la nueva versión de Mulán en un mercado tan importante como el asiático, donde los cines permanecen cerrados.


Ayer se dio a conocer la Feria del Libro de Londres y de Leipzig se cancelarían debido a medidas de protección. En tanto la que la VII Bienal de Arquitectura de Venecia postergará su inicio hasta el 29 de agosto y durará sólo tres meses, la mitad de lo que se tenía previsto.


Festivales de la industria cultural como el mercado televisivo MIPTV, uno de los más importantes del mundo, y el encuentro paralelo Canneseries, que se iban a celebrar en Francia del 30 de marzo al 2 de abril, han sido suspendidos a causa de "preocupaciones relativas al coronavirus".


Con el objetivo de frenar al máximo los contagios del virus, varios de los países más afectados -como China, Italia, Corea del Sur y Japón- mantienen sus cines, al igual que otros recintos públicos, completamente cerrados.


Estos cuatro territorios son, además, mercados muy importantes para la industria del entretenimiento, que ya ha tomado medidas para evitar que sus próximos proyectos e inversiones caigan en desgracia por la alarma global.


Por ejemplo, el estreno de la nueva película de la saga de James Bond, "No Time To Die", se ha retrasado desde abril hasta noviembre.


Los productores tomaron la decisión "tras una cuidadosa evaluación del mercado cinematográfico mundial" y animados por peticiones de varios clubs de fans, aunque esto obligará a replantear toda la campaña promocional, una vez que la estrella Billie Eilish acababa de presentar la canción para la cinta -con récord de escuchas incluido- y de que sus tráileres ya se proyectaban en cines.


Por su parte, al gigante retrasó el estreno de Mulán en China, Japón y Corea del Sur, aunque su estreno se mantiene en Estados Unidos con una gran premiere fechada la próxima semana en Hollywood.


Tampoco el gigante de Mickey Mouse podrá celebrar esta semana el lanzamiento al mercado europeo de su flamante plataforma de streaming, Disney+, ya que el gran número de cancelaciones entre los invitados obligó a suspender su evento en Londres de este viernes.


Tras la rapidez con la que la industria tecnológica aplazó sus eventos, el mundo cultural ha seguido su ejemplo y ya ha cancelado varias de las citas más importantes de esta primavera.


En Italia, la XVII Bienal de Arquitectura de Venecia comenzará en agosto, en lugar de en mayo, y durará solo tres meses, en un contexto en el que el país mediterráneo ha visto descender el número de turistas y la ocupación hotelera.


Su territorio vecino, Francia, también ha cancelado el encuentro televisivo MIPTV y aplazado hasta otoño el evento paralelo Canneseries, dos eventos organizados en la ciudad de Cannes, que por el momento mantiene en la agenda su prestigioso festival de cine.


Igualmente, seguirá en EE.UU. el encuentro SXSW en Austin (Texas), un festival internacional que de forma parecida al Sónar de Barcelona combina cine, música y tecnología, y que arrancará tan pronto como la próxima semana pero sin la presencia de gigantes como Twitter y Facebook.


Asimismo, en el país norteamericano también proseguirá la organización del Ultra Music Festival y los populares Carnavales de la Calle 8, ambos en Miami (Florida).

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Contáctanos al teléfono 4441421536