• Conexión Radio

DECLARA MÉXICO INICIO DE LA FASE 3 DEL CORONAVIRUS.

Con 8 mil 772 personas contagiadas y 712 defunciones, hasta el último corte, este martes fue decretada la Fase 3 de la epidemia de Covid-19 en México, etapa donde se alcanzará el más alto pico de casos y hospitalizaciones.


El Gobierno de México declaró este martes el inicio de la Fase 3 del coronavirus, lo que implica que en esta etapa de la emergencia sanitaria se den la mayor cantidad de contagios entre la población.

“Queremos dar por iniciada la fase 3 de la epidemia de Covid, recordando que estamos en la fase de ascenso rápido donde se acumularán un gran número de casos de contagios, de hospitalizaciones, pero que debemos seguir manteniendo la Jornada Nacional de Sana Distancia para que estos sean los mínimos posibles”, indicó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.


En términos generales, esta fase supone una propagación extensa, con lo que el número de contagios se elevará de manera importante día a día.

Y es que las cadenas de contagio son menos controlables, con lo que resultará cada vez más difícil encontrar el origen de contagio para cada persona.

Las medidas específicas que se tomarán serán publicadas esta tarde en el Diario Oficial de la Federación.

No obstante, López-Gatell indicó que se mantienen las fechas de posible regreso a las actividades: 18 de mayo para los municipios donde hay baja transmisión y está controlada, así como el 1 de junio para el resto del país.

De acuerdo con el presidente AMLO, estiman que la semana de más contagios será del 2 al 8 de mayo.

La entrada de la fase 3 coincide con la entrada en vigor del acuerdo con hospitales privados para que estos faciliten más de 3 mil camas a pacientes con otras enfermedades que tenían programada una cita en el Seguro Social o ISSSTE, e incluso a mujeres que vayan a dar a luz. Dicho convenio se estableció del 23 de abril al 23 de mayo.

Previamente, López-Gatell apuntó lo que significaba esta fase: “se caracteriza por dos elementos: por la propagación dispersa, donde hay ya varios brotes comunitarios que empiezan a conglomerar… el elemento más importante es la sobrecarga del sistema de atención médica, particularmente los hospitales, incluyendo las terapias intensivas“.

La declaratoria de la Fase 3, indicó, se da debido a que en el país hay cuatro regiones que superan los mil casos y en el centro de México hay más de cuatro mil. Detalló que la zona oriente cuenta con mil 946 personas infectadas, el norte con 938, el centro cuatro mil 442 y el sureste mil 446.

Subrayó que, si bien otros países cuando llegan a la etapa más complicada de la epidemia o se ven rebasados utilizan la fuerza pública para facilitar el que las personas se queden en casa y con ello evitar más contagios, México no recurrirá a esto.

“Lo que hemos visto en otros países cuando se ven rebasados por la epidemia y que desafortunadamente no pudieron tomar las medidas en momento temprano, es que acudieron a la fuerza pública.

“(Sin embargo) cada país tiene su realidad social, económica, política y cultural. En el caso de México, las medias sanitarias están centradas en el tema de la actividad laboral, la suspensión de las escuelas y el espacio público sin necesidad de ejercer la fuerza pública”, apuntó.

En ese sentido explicó que con la entrada a la Fase 3 se continuará con las medidas ya establecidas como la extensión de la Jornada Nacional de Sana Distancia hasta el 30 de mayo en los municipios con mayor contagio y hasta el 17 en donde hay menor transmisión.

Así como con la protección a los grupos de riesgo que son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.

Señaló que precisamente este momento, en donde hay un gran aumento de los casos, contagios y hospitalizaciones, es muy importante que se continúe con las medidas de aislamiento social, pues de no hacerlas podría haber un “escenario devastador”.

“Vienen momentos difíciles, pero cuando se está preparado y se han hecho los arreglos necesarios para expandir la capacidad de atención hospitalaria se puede enfrentar (la epidemia) de manera ordenada y en las condiciones más favorables”, apuntó.


En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que “suceda lo que suceda en el mundo” su administración tiene recursos para proteger hasta 70 por ciento de los mexicanos, empezando por los pobres, quienes dijo que no tienen nada que temer porque no les faltará lo básico (la alimentación, el derecho a la salud, la educación y al bienestar).




  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
Contáctanos al teléfono 4441421536